Isla de Elba

La Isla de Elba

La leyenda cuenta que el archipiélago toscano se originó de una joya que desde el cuello de Venus, diosa de la belleza y el amor,se cayó en las aguas del mar Tirreno. En este hermoso mito hay una parte de verdad, porque no hay duda de que las Islas del archipiélago sean fragmentos del paraíso.

Por otro lado, pocas localidades turísticas en el mundo pueden presumir una oferta tan rica y variada en el espacio de pocos kilómetros: desde los fondos marinos, verdadero paraíso para buceadores, a las montañas rodeadas por bosques seculares, a las playas y calas enmarcadas por la vegetación medierránea, hasta las pequeñas aldeas de colina sumergidas en una tranquilidad intemporal.

La playa de Cavoli
La spiaggia di Cavoli all'isola d'Elba
La playa de Fetovaia
La spiaggia di Fetovaia all'isola d'Elba

Cada visitante puede encontrar su estilo de vacaciones, practicar su deporte favorito, cumplir el ritual del bronceado o ir al descubrimiento de todo lo que el archipiélago toscano puede ofrecer en términos de historia, cultura y gastronomía.

ALGUNAS INFORMACIONES SOBRE LA ISLA DE ELBA

La isla está a tan sólo 10 km el continente, con una superficie de 224 km2, en tamaño es la mayor del archipiélago toscano y la tercera entre las islas italianas. Desde hace algunos años forma parte del archipiélago toscano junto a Pianosa, Capraia, Montecristo, Giglio y Giannutri

Capo Enfola
Un tramonto all'isola d'Elba
Puesta de sol en la isla de Elba
Un tramonto all'isola d'Elba

El clima es templado, con temperaturas medias anuales que oscilan entre 15 ° y 16 °, las medias estacionales son 10° en invierno, 14° en primavera, 23 ° en verano y 17° en otoño. Las temperaturas mensuales del mar son: 19° en abril, mayo 20°, junio 24 °, julio 26 °, agosto 27°, septiembre 25° y 23° de octubre.

Por la variedad de sus costas (que miden 147 km), y la amenidad de las playas, la majestuosa belleza del Grupo de Monte Capanne (mt 1019), se convirtió con razón en uno de los centros turísticos mejor conocidos en el mundo.

La red de carreteras principales (aproximadamente 160 km) está asfaltada en su totalidad. Hay otras calles panorámicas de macadán para aproximadamente 80 km.

La costa de Seccheto
La costa sud con le sue spiagge all'isola d'Elba
Pomonte
Il villaggio di Chiessi all'isola d'Elba

Poblada ya en la era prehistòrica y conocida por sus minas de hierro en los albores de la historia, la isla de Elba, llamada por los Liguri "Ilva" por los griegos "Aethalia", fue entonces en primer lugar ligure, luego griega, etrusca y permaneció romana durante siglos. En la edad media fue de los pisanos y, a continuación, de la familia Appiani y de los Médici. Fue también objeto de interés de varias potencias europeas que dejaron muchos vestigios de su dominio.

Los Medici imprimieron marcas indelebles en Portoferraio (en honor de Cosimo dei Medici la ciudad se llamó Cosmopoli) y los españoles también, erigiendo la fortaleza de S. Giacomo y el Forte Focardo en Porto Azzurro.

El breve reinado de Napoleón (1814-1815, 9 meses y 23 días) ha dejado memorias significativas como la “Villa dei Mulini” y la “Villa de San Martín”, y también en las antiguas iglesias de Portoferraio, Marciana alta (Madonna del Monte) y en otras localidades.



Puesta de sol en la isla de Elba
Un tramonto all'isola d'Elba
Marciana Marina
Un tramonto all'isola d'Elba

Administrativamente la isla está dividida en ocho municipios: Portoferraio Campo en el Elba, Capoliveri, Marciana, Marciana Marina, Porto Azzurro, Rio Marina y el Río Elba.

Los famosos vinos y la excelente cocina, junto al mar no contaminado, al clima templado y la transparencia del aire, hacen de la isla de Elba una localidad de descanso, estancia y turismo ideal para cualquier temporada.

Capoliveri
Un tramonto all'isola d'Elba
Zuccale
Un tramonto all'isola d'Elba

Innamorata
Un tramonto all'isola d'Elba
Rio Marina
Un tramonto all'isola d'Elba